Vitácora de Viaje

ESPEJO EN EL ESPEJO

Narciso se veía reflejar en el agua calma y enamorado de su imagen caía a un desenlace fatal. Si pensamos que las condiciones que hacen posible un hecho son lo mismo que su causa- parafraseando a William Ospina- diríamos que el agua es la causante de su muerte. Pero lo cierto es que la causa no es lo mismo que la condición, sino apenas dos variables de infinito alcance hacia los hechos. El reflejo es la construcción visual de una realidad que no existe- al menos aparentemente-  de verdad. Lo que vemos en el reflejo esta allí tanto, como en el holograma, el cuerpo. Aun así, si lo veo lo creo, si lo imagino lo hago posible, participando a esas imágenes de una nueva composición: mi doble, nuestro desdoblamiento, la repetición invertida de todo un paisaje, ambiente. Dando profundidad a una idea: los escenarios que construyo en mi cabeza son el reflejo de lo ya visto, ¿porque no entonces espejos de mis sueños?  Estamos en presencia de uno de los fundamentos del teatro, la creación de nuevas realidades y no necesariamente nuevas mentiras. Son reales porque forman parte de nuestra percepción y responden a las pautas convenidas por quienes participan de su ritual o  celebración. Lo que vemos en un espejo de vidrio o en una escena teatral son recortes de realidad intensificados por nuestra atención.

Pero ¿qué sucede cuando es el espejo el que mira al espejo?, ¿qué promesa de fidelidad puede otorgar el elemento que mira al elemento?. ¿Que vería Narciso si mirara a Narciso? El espejo sujeto de ser mirado devuelve su mirada para ser nuevamente mirada e infinitamente replicada por él mismo. ¿Qué sucede cuando el teatro mira al teatro? ¿acaso funciona como introspección? ¿qué le diría el teatro a si mismo si viera qué teatro es el que se ve? No vaticino buenas “devoluciones”, sobre todo cuando el reino de la frivolidad y el entretenimiento nos atrinchera en pocos rincones donde el arte aún sigue siendo materia viva. Pero allí está el espejo mirando al espejo, multiplicando infinitamente las posibilidades de imagen, proponiéndole al teatro mirar al teatro para, ya sea, florecer o vomitar- como mejor lo logre- las infinitas posibilidades de la imaginación.

Espejo en el espejo ES un grupo de teatro, un colectivo de arte que se pregunta y hace, necesita y hace, repregunta, aprende y hace. Ellos tienen nombre propio, pero por sobretodo tienen clara la más hermosa lección, el espejo son les compañeres. Quienes están a la par en la tormenta de posibilidades para darle forma. Tienen por delante un gran desafío y deberán echar mano al coraje para continuar. Han sido nuestros anfitriones y nos han permitido sobretodo asomarnos al espejo de sus sueños, siempre podrán contar con nosotros en ese camino: enfrentar al teatro con el teatro y que los eunukos bufen!